Diverso

Is Woad A Weed - Cómo matar plantas de Woad en tu jardín

Is Woad A Weed - Cómo matar plantas de Woad en tu jardín


Por: Bonnie L. Grant, agricultor urbano certificado

Sin las plantas de gofre, el azul índigo profundo de la historia antigua no habría sido posible. Quién sabe quién descubrió las propiedades colorantes de la planta, pero ahora se la conoce como guata de tintorero. Rara vez se usa como tinte en la industria textil moderna, pero el gofre ahora está naturalizado en gran parte de América del Norte, aunque es originario de Europa. Si necesita ayuda para deshacerse de la pelusa, este artículo puede ayudarlo.

Consejos sobre Woad Control

Todos parecemos tener una noción diferente de lo que es una mala hierba. Personalmente, creo que una planta es una mala hierba si es invasiva, ahoga a otras plantas o se encuentra en el lugar equivocado. Otros jardineros pueden sentirse diferente. Por ejemplo, una planta puede ser una mala hierba si es fea, demasiado grande o incluso si tiene mal olor.

Woad crece de forma silvestre en los bordes de las carreteras, zanjas, pastos, campos, bordes de bosques y casi cualquier otro espacio abierto. Es una planta muy competitiva que puede colonizar rápidamente. En los paisajes cultivados, el control de la fibra del tintorero es importante o la planta puede tomar el control gradualmente.

Si ha decidido que el woad es una mala hierba, es hora de hacer algo al respecto. La pelusa se propaga a través de la semilla. Una planta promedio produce 500 semillas (aunque algunas pueden superar las 1,000 semillas), que se dispersarán en un amplio radio, estableciendo nuevas colonias rápidamente.

En regiones cálidas a templadas, la planta es una planta perenne de corta duración y puede reproducirse varias veces antes de morir finalmente. El control manual de la fibra es difícil debido a la profunda raíz de la planta. La raíz gruesa puede crecer hasta 5 pies (1,5 m.) De profundidad, por lo que controlar la fibra del tintorero excavando puede ser difícil.

Cómo matar a Woad que está fuera de control

Tirar con la mano puede disminuir la fuerza de la raíz, aunque la planta resistente generalmente regresará. La semilla se dispersa por el viento, el agua, los animales y las máquinas. Cortar las flores antes de que se conviertan en semillas minimizará la propagación de la pelusa. Sembrar semillas sin malas hierbas y alimentar al ganado con heno sin malas hierbas también puede ayudar a reducir el impacto de la planta.

En algunas situaciones, la labranza repetida de un área es una forma eficaz de deshacerse de la pelusa. El saneamiento de equipos y herramientas después de su uso en un campo contaminado con fibra también reduce la propagación de la planta. Un hongo de óxido Puccinia thlaspeos, causará distorsión de las hojas, retraso en el crecimiento y clorosis, lo que disminuye la vitalidad del woad y eventualmente puede controlar la planta.

Los productos químicos son un paso de último recurso, especialmente en los cultivos alimentarios. Hay varios productos químicos enumerados que son efectivos contra las plantas de goma. Estos deben aplicarse cuando las plántulas son jóvenes para un mejor control. Recuerde seguir todas las instrucciones cuando use productos químicos y aplique aerosoles cuando el viento esté en calma y nunca cerca de plantas que puedan resultar dañadas por la fórmula.

La mayoría de los servicios de extensión estatales tendrán pautas sobre qué y cómo usar herbicidas químicos de manera segura tanto para el aplicador como para el medio ambiente.

Este artículo se actualizó por última vez el

Leer más sobre Woad Plant


Los perros y los humanos se unen para ayudar a erradicar la pelusa de Dyer en Montana

BOZEMAN - Un labrador entrenado para encontrar cadáveres y un border collie sacado de un refugio de animales de Bozeman ahora están ayudando a deshacerse de las malas hierbas en Montana.

Demostrando sus habilidades en una helada mañana de otoño, Wibaux el Labrador trepó por una montaña de Montana y pronto detectó el olor de la pelusa de Dyer sobre el olor de los excursionistas, mascotas, ciervos, arbustos y otras plantas. Temblando de emoción pero fiel a su entrenamiento, Wibaux rodeó la maleza, ladró continuamente y finalmente se sentó hasta que su adiestrador verificó que, de hecho, había encontrado el guata de Dyer.

"Buen perro. Buena chica ”, dijo Deb Tirmenstein mientras le entregaba una galleta a Wibaux.

Tirmenstein marcó la ubicación en su unidad de GPS y dijo que volvería sola más tarde para rociar la hierba. Es un viaje que ha hecho muchas veces desde que ella, Wibaux y un Border collie llamado Seamus se unieron al proyecto de woad de Dyer en 2011.

El proyecto surgió de una investigación realizada en la Universidad Estatal de Montana y tiene múltiples objetivos, según los expertos en malezas de MSU, la Universidad de Montana y el condado de Beaverhead.

Uno de los objetivos es erradicar por completo la pelusa de Dyer de Montana mediante el uso de perros y humanos juntos. Amber Burch, coordinadora asistente de malezas para el condado de Beaverhead y coordinadora de un esfuerzo estatal para combatir el glasto de Dyer, dijo que la hierba es originaria del sureste de Rusia y solía cultivarse en Inglaterra como fuente de tinte azul y medicina. Se identificó por primera vez en Montana en 1934. Ahora está clasificada como una maleza nociva de prioridad 1B en Montana.

Una planta de pelusa de Dyer puede crecer diez centímetros en una semana y producir hasta 10.000 semillas, dijo Burch. La especialista en áreas naturales de la UM, Marilyn Marler, dijo que las raíces a veces descienden más de cinco pies. Cuando florece, la planta puede crecer hasta la cintura. Las malezas nocivas compiten con las plantas nativas y pueden invadir los pastos y el hábitat de la vida silvestre.

Los expertos en woad de Dyer dijeron que la hierba está muy extendida en Utah y el este de Idaho, pero es un buen candidato para la erradicación en Montana porque está mucho menos extendida en este estado. Una vez que se encontró en 17 condados de Montana, la pelusa de Dyer ahora está activa en solo siete debido al proyecto cooperativo de Montana Dyer's Woad que comenzó en 1984. Los condados de Montana con la pelusa de Dyer activa son Beaverhead, Silver Bow, Carbon, Flathead, Gallatin, Missoula y Park County .

La madera de Dyer en Montana ha disminuido un 87,1 por ciento desde 2005, dijo Burch. En el último recuento de 2012, el número total de plantas en el estado era 997. Un sitio se considera erradicado si no se encuentran plantas de pelusa de Dyer en ocho años. Si se encuentra una sola planta durante ese tiempo, el sitio se considera erradicado siempre que la planta no produzca semillas.

Otro objetivo del proyecto weed-dog es hacer correr la voz de que los perros y los humanos pueden encontrar más malezas juntos que solos.

Kim Goodwin, investigadora asociada en el Departamento de Recursos de la Tierra y Ciencias Ambientales de la Facultad de Agricultura de MSU, comenzó a investigar la posibilidad de usar perros para detectar malezas nocivas cuando era estudiante de maestría en MSU. Comenzó su maestría en 2005 y terminó en 2010. Antes de eso, en la década de 1980, el ex especialista en malezas nocivas de MSU Extension, Pete Fay, investigó herbicidas que podrían usarse en la fibra de Dyer. Tenía estudiantes de MSU, personal y equipos de malezas del condado tirando de la tela de Dyer. Comenzó el Proyecto Cooperativo Woad de Montana Dyer.

La investigación de Goodwin mostró que los perros y las personas se complementan cuando buscan malas hierbas nocivas. Las personas son buenas para encontrar grandes plantas con flores y grandes parches de malas hierbas nocivas, pero pueden pasar por alto las malas hierbas individuales. Los perros funcionan mejor en áreas de malas hierbas de baja densidad y alta prioridad. Pueden oler la pelusa de Dyer incluso cuando la hierba es una pequeña roseta escondida por otros tipos de plantas. Pueden oler la pelusa de Dyer cuando está bajo tierra y es un mero fragmento de una raíz.

“A través de nuestra investigación, descubrimos que son capaces de detectar el doble de plantas pequeñas que los topógrafos”, dijo Goodwin.

El tercer objetivo de los expertos en malezas es encontrar más ubicaciones para su investigación aplicada sobre perros de malezas.

“Estamos interesados ​​en determinar cómo convertir este descubrimiento en algo útil para los administradores de tierras”, dijo Goodwin.

El esfuerzo que involucra a Wibaux y Seamus se basa en Mount Sentinel en el borde este de Missoula. Marler, el especialista en áreas naturales de la UM, dijo que ha sido difícil controlar las malas hierbas allí porque la montaña es empinada y el área de estudio cubre 200 acres. Sin embargo, se han producido importantes avances en los últimos 12 años gracias a la cooperación de la ciudad, el condado y la UM.

Wibaux y Seamus se unieron al esfuerzo de Mount Sentinel en 2011 y continuaron en 2012. MSU proporcionó fondos el primer año. Goodwin sigue siendo colaborador del proyecto, que está dirigido por Marler.

Este año en Mount Sentinel, los perros detectaron alrededor de 40 lugares que los humanos pasaron por alto, dijo Goodwin. Los investigadores descubrieron que al hacer que los humanos buscaran primero la pelusa de Dyer. Un día o más después, los perros cubrieron la misma área. Al comparar esos números, midieron la utilidad de los perros.

“Demostró que los perros sí tienen utilidad”, dijo Goodwin.

Goodwin dijo que tuvo la idea de usar perros para detectar malezas nocivas después de leer sobre la "Brigada Beagle" federal. En él, el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del USDA (APHIS) utiliza beagles para inspeccionar equipaje y cajas en los aeropuertos y puertos de entrada de los EE. UU. Dado que los perros también detectan minas terrestres y se han utilizado durante miles de años para cazar, quería ver si los perros también podían detectar malas hierbas nocivas.

Goodwin usó pastores alemanes en la investigación de su maestría debido a su inteligencia y experiencia en el trabajo con los olores, dijo Goodwin. El proyecto Mount Sentinel muestra que un labrador y un border collie también pueden detectar malas hierbas nocivas. En este caso, las malas hierbas son pelusa de Dyer. La investigación anterior de Goodwin se centró en la mala hierba manchada.

Wibaux ya estaba entrenada para encontrar restos humanos cuando fue reclutada para detectar la pelusa de Dyer, dijo su dueño, Tirmenstein. Ha buscado cadáveres y ha ayudado a las fuerzas del orden en Montana, Washington, Idaho, Arkansas y otros lugares.

Aimee Hurt, directora de operaciones de Working Dogs for Conservation, dijo que la organización con sede en Montana que usa Wibaux para malezas nocivas, envía perros a todo el mundo para detectar olores como estiércol de gorila, guepardos y escarabajos barrenadores esmeralda del fresno. El entrenamiento para detectar cadáveres, malezas nocivas, narcóticos y excrementos es muy similar, agregó.

Los entrenadores introdujeron a Wibaux en la fibra de Dyer escondiendo la hierba dentro de una caja con agujeros en la tapa y colocando la caja junto a cajas que contenían otras malas hierbas. Cuando Wibaux se dio cuenta de que recibiría una golosina o recuperaría una pelota cada vez que detectara la pelusa de Dyer, comenzó a concentrarse en ella. Su entrenamiento se volvió más largo y más complejo hasta que pudo detectar la pelusa de Dyer al aire libre en un entorno más grande sin distraerse o confundirse.

Seamus llegó a Working Dogs for Conservation desde el refugio de animales Heart of the Valley en el condado de Gallatin, dijo Hurt. Al señalar que solo uno o dos perros de cada mil son buenos perros de detección, dijo que Seamus se destacaba de los demás porque era juguetón incluso cuando estaba rodeado de caos. Una mirada más cercana mostró que tenía otras cualidades que podrían desarrollarse para convertirlo en un perro de detección exitoso.

"Estos perros tienden a ser muy enérgicos y fáciles de motivar con comida o juguetes", explicó Hurt.

Tampoco les importa buscar lo mismo una y otra vez. Les encanta trabajar con un manejador. Les encantan las recompensas sin importar si las reciben 60 veces al día o una vez. No se confunden con los aromas de la competencia. No se distraen.

"Les pedimos a muchos de ellos, pero realmente les encanta", dijo Hurt. "Trabajamos con perros que necesitan un trabajo para ser felices".

Inicie un diálogo, manténgase en el tema y sea civilizado.
Si no sigue las reglas, su comentario puede ser eliminado.


CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS Y ECOLÓGICAS

CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS GENERALES:

  • Descripción botánica
  • Forma de vida Raunkiaer
La pelusa de Dyer tiene una amplia distribución mundial, y las flores de China [86] y Pakistán [1] notan una variación morfológica sustancial en esta especie. La siguiente descripción resume las características morfológicas descritas en las floras y los estudios de campo de América del Norte. Esta descripción proporciona características que pueden ser relevantes para la ecología del fuego y no está pensada para su identificación. Las claves para la identificación están disponibles en estas fuentes: [31,33,40,45,82].

Descripción botánica: La pelusa de Dyer es típicamente bienal [21,27,28,31,32,33,36,40] o de corta duración, generalmente monocárpica, perenne [21,28,31,32,33,36,40]. Una revisión de Callihan y otros [12] y un estudio de laboratorio de Asghari [4] sugieren que los brotes en las coronas de las raíces de pelusa de Dyer a veces sobreviven después de que la planta ha florecido, lo que permite que las plantas persistan y posiblemente produzcan cultivos de flores y semillas adicionales (ver Vegetativo regeneración). El glasto de tintorero se describe a veces como una anual de invierno [36,54,69]. Un estudio de campo en los pastizales del norte de Utah encontró que la mayoría de los individuos de pelusa de Dyer eran perennes bienales o monocárpicos, pero ninguno mostraba historias de vida anuales de invierno. Todas las plantas de pelusa de Dyer que daban semillas murieron [20, 21]. Un segundo estudio en la misma área encontró que el 1% de los individuos de pelusa de Dyer estudiados florecieron durante la primera temporada de crecimiento [21].

Descripción aérea: La pelusa de tintorero comienza como una roseta con varias hojas basales de pecíolos largos [23,27,31,32,33,40] de aproximadamente 1,6 a 4 pulgadas (4-10 cm) de largo en promedio [23,40] pero alcanzando hasta 7 pulgadas (18 cm) de largo [31,32,33,82] y de 0,3 a 1,6 pulgadas (0,8-4 cm) de ancho [82]. Las hojas basales suelen estar cubiertas de pelos simples [31,82]. Según Varga y Evans [80], aproximadamente 20 tallos comienzan a desarrollarse de cada roseta, pero generalmente 7 o menos maduran. Otras fuentes indican que la pelusa de Dyer generalmente tiene 1 tallo principal [27,31,32,33] que es simple abajo y ramificado arriba [31,32,33]. Los tallos están erectos y pueden variar desde aproximadamente 14 pulgadas (35 cm) [82] a 47 pulgadas (120 cm) de alto [27,31,32,33], y varios autores describen un rango típico de 20 a 35 pulgadas (50- 90 cm) de altura [23,40,74]. Las plantas son típicamente glabras en toda su extensión [23,27,33,40,82] o hirsutas con pelos largos y simples en la base [82]. Las hojas del tallo son más estrechas que las hojas basales, en su mayoría alrededor de 1 a 4 pulgadas (2-10 cm) de largo [27], y se reducen gradualmente hacia arriba [82].

Las flores de tintorería miden unos 6 mm de ancho [27] con pétalos de unos 3,5 mm de largo [31,32,33]. Las flores nacen en numerosos racimos compuestos que forman una gran panícula terminal [27,31,32,33,36]. Los frutos de la pelusa de tintorero son silículos indehiscentes samaroides que varían de 8 a 18 mm de largo y de 2,5 a 7 mm de ancho con una sola semilla mediana [27,28,31,32,33,36,40,74]. Los silículos tienen válvulas fuertemente aplanadas [27,28,32,33] y a veces se describen como aladas ([28], revisión por [54]). Los frutos son de color oscuro a negro en la madurez [31,36,74] y caen desde un pedicelo corto y delgado [27] que asciende a reflejos [31] o recurvados [36]. Según Weber [81], el guata de Dyer es el único crucífero que produce frutos colgantes e indehiscentes que se asemejan a los samaras de Fraxinus.

Un estudio de campo de 1983 de la pelusa de Dyer en Idaho reveló algunas variaciones morfológicas: algunas plantas de la pelusa de Dyer en el condado de Bear Lake tenían hojas basales muy largas y eran más pubescentes que otras descritas en otros lugares. Un espécimen de pelusa de Dyer a lo largo de North Canyon en el condado de Caribou tenía casi 5 pies (150 cm) de altura. En Border Summit en suelos secos y con grava a 6,300 pies (1,920 m), la pelusa de Dyer era generalmente más corta (16 a 24 pulgadas (40-60 cm) de altura) y más densa que las observadas en otras áreas. Se observó un hongo de la roya en algunas plantas de pelusa de Dyer en los condados de Caribou y Bear Lake: las plantas infectadas parecían severamente atrofiadas, aunque la enfermedad no fue de proporciones epidémicas en estos sitios [12]. El hongo fue identificado más tarde como Puccinia thlaspeos, y se ha registrado en otras malezas miembros de Brassicaceae en América del Norte ([12] y referencias allí). Consulte Control biológico para obtener más información sobre este hongo de la roya.

Descripción subterránea: el sistema de raíces de la madera de Dyer está dominado por una raíz principal [20,21] que se describe de diversas maneras como "robusta" [28], "gruesa" [36], "carnosa" [80] o "leñosa" [ 12]. Las raíces principales de la pelusa de Dyer pueden alcanzar o superar los 5 pies (1,5 m) de profundidad ([36], revisión por [80]). Las raíces laterales más pequeñas se concentran en las 8 a 12 pulgadas (20-30 cm) superiores del perfil del suelo ([20], revise por [37]) y se extienden lateralmente alrededor de 16 pulgadas (40 cm) [20]. El sistema de raíces de la pelusa de Dyer en un pastizal al pie de las colinas en el norte de Utah que había sido pastoreada continuamente por ovejas domésticas durante más de una década tenía una longitud media de raíz principal de aproximadamente 35 pulgadas (90 cm) para rosetas y aproximadamente 39 pulgadas (100 cm) para plantas maduras. La longitud media total de la raíz fue de aproximadamente 85 pulgadas (217 cm) para las rosetas y 102 pulgadas (258 cm) para las plantas maduras, aunque el método de medición utilizado (método de perfil de zanja) subestima la longitud total de la raíz porque la mayoría de las raíces finas se pierden. Las plantas de pelusa de Dyer maduras tenían el 43% de la longitud total de la raíz mapeada en las 8 pulgadas superiores (20 cm) del perfil del suelo, mientras que las rosetas tenían el 31% de la longitud total de la raíz mapeada a esta profundidad, lo que sugiere que la ramificación lateral de las raíces de la pelusa de Dyer ocurre predominantemente en el segundo año de crecimiento. Los autores señalan que este patrón de enraizamiento de 2 capas es similar al de la artemisa (Artemisia spp.), que puede conferir una ventaja en la estepa semidesértica en el Intermountain West [20, 21].

Las plantas de pelusa de Dyer recolectadas de sitios perturbados en Utah no eran micorrizas, esto era de esperar porque los miembros de la familia Brassicaceae son predominantemente no micorrizas [61].

La pelusa de tintorero se caracteriza por un rápido crecimiento vegetativo durante la primavera que típicamente le permite producir semillas a fines de la primavera o principios del verano en los sitios de elevación media. El período de rápido crecimiento de Dyer's woad puede superponerse con el período de máxima extracción de agua por bluebunch wheatgrass en algunos sitios en algunos años, lo que sugiere que puede haber interferencia subterránea entre estas especies coexistentes [21] (ver Estado de sucesión). Las plantas de pelusa de Dyer se estudiaron en sitios al pie de las colinas del norte de Utah a una altitud de 4,850 a 5,000 pies (1,480-1,525 m) durante 2 estudios: uno de mayo de 1982 a noviembre de 1983 y el otro durante la temporada de crecimiento de 1984. Consulte Establecimiento de plántulas y crecimiento de plantas para obtener información similar de una población de pelusa de Dyer establecida experimentalmente en la misma área. Las plantas de pelusa de Young Dyer se marcaron y categorizaron fenológicamente entre mayo de 1982 y noviembre de 1983. Las etapas fenológicas fueron las siguientes: latente, crecimiento de hojas, crecimiento de tallos, desarrollo de yemas florales, floración, desarrollo de semillas, maduración de semillas, diseminación de semillas y muerte. El crecimiento de las hojas ocurrió tanto en otoño como en primavera, y la floración ocurrió a fines de la primavera. El tiempo entre el crecimiento del tallo y el desarrollo de la semilla fue de aproximadamente 8 semanas. El crecimiento medio del tallo fue de unas 4 pulgadas (10 cm) por semana desde mediados de abril hasta finales de mayo. Las plantas estaban inactivas tanto en verano como en invierno, correspondiendo con condiciones cálidas, secas o frías, respectivamente. El sesenta y cinco por ciento de las plantas marcadas murieron y el 1% floreció durante la primera temporada de crecimiento. Del 35% que sobrevivió hasta el segundo año, aproximadamente la mitad floreció y produjo frutos. Todas las plantas que dieron semillas murieron alrededor del 12% permanecieron vegetativas y pueden haber producido frutos en el tercer año [21].

Las plantas de pelusa de Dyer observadas en los sitios de las estribaciones de Utah durante la temporada de crecimiento de 1984 comenzaron el crecimiento vegetativo el 16 de abril de 1984, menos de una semana después del deshielo. El diámetro basal aumentó entre el 16 de abril y el 7 de mayo y, a partir de entonces, se mantuvo bastante constante. Asimismo, el diámetro de la roseta aumentó durante el mismo período, se estabilizó el 23 de mayo y luego disminuyó a medida que las hojas basales se marchitaban y se desarrollaban tallos florales. El crecimiento del tallo comenzó durante la última semana de abril y la floración comenzó la segunda semana de mayo, alcanzando su punto máximo alrededor del 23 de mayo. La altura de los tallos en flor aumentó rápidamente entre el 7 de mayo y el 11 de junio. La semilla se desarrolló entre el 9 de junio y el 15 de junio. A finales de junio, la mayoría de las semillas habían madurado [20].

Los brotes de la corona de la raíz de las plantas de pelusa de Dyer que han florecido a veces sobreviven, lo que permite que las plantas persistan y florezcan nuevamente. El crecimiento del brote floral reduce los carbohidratos almacenados en la raíz principal durante la temporada anterior (revisión por [12]).

Las fechas de floración típicas por área geográfica se dan en la siguiente tabla:

Fechas de floración de la pelusa de tintorero por área geográfica
Zona Fechas de floración
California Abril a junio [57]
Illinois Mayo a junio [55]
Nevada Abril a julio [40]
Utah mitad de la primavera [59]
Utah (Cuenca de Uinta) Mayo a julio [28]
Virginia Mayo a junio [85]
Intermountain West Mayo a junio [36]
Noreste y Canadá adyacente Mayo a julio [27]
noroeste pacífico Abril a agosto [32]

Los frutos rojos de tintorero maduran entre junio y octubre en toda su área de distribución [23]. Las semillas de pelusa de tintorero se vuelven viables relativamente temprano durante la producción de semillas [36].

Una encuesta en Idaho en 1983 encontró que el momento de la floración y la dispersión de semillas estaban relacionados con la elevación. Las fechas de floración y dispersión observadas en esa prospección fueron las siguientes [12]:

Fenología de la fibra de Dyer en varios condados a diferentes alturas en Idaho [12]
condado Elevación (m) Etapa fenológica fechas
Bannock del norte 1,829 Roseta y atornillado 3 de junio
Bannock del norte hasta 1.402 Floración 23 de mayo
Jefferson y Bonneville 1,341-1,463 Floración 26 de mayo
Caribú 2,073 Floración 23 de junio
Caribú 2,079 Floración 5 de julio
Caribú 2,316 Floración 12 de julio
Bear Lake 2,256 Floración tan tarde como el 14 de julio
Caribú por debajo de 1.981 Plena floración 17 de junio
Bear Lake 2,256 Plena floración 29 de junio
Bannock y Franklin en el centro y sur -- Plena floración 7 de junio
Condado de Franklin 1,585 Floración completa a tardía 10 de junio
Oneida oriental 1,067 Floración tardía al conjunto de semillas 15 de junio
Clark 1,707-2,012 Floración tardía a fruta madura 22 de julio
Adams 899 Dispersión de fruta madura 26-28 de julio
Blaine 1,295 Dispersión de fruta madura 26-28 de julio
Suroeste de Oneida 1,492-1,463 Dispersión de fruta madura 20 de julio

PROCESOS DE REGENERACIÓN:
La pelusa de tintorero se reproduce por semilla. Puede brotar después de daños en las partes aéreas y, a veces, después de la floración (ver Regeneración vegetativa). Sin embargo, la persistencia y propagación de las poblaciones de pelusa de Dyer depende de la producción de semillas viables.

  • Sistema de polinización y reproducción
  • Producción de flores y semillas
  • Dispersion de semillas
  • Banco de semillas
  • Germinación
  • Establecimiento de plántulas y crecimiento de plantas.
  • Regeneración vegetativa

Sistema de polinización y reproducción: Los resultados de los estudios de laboratorio en Italia mostraron un sistema de reproducción cruzada en la fibra de Dyer. Se evaluaron los efectos de la autofecundación y el cruzamiento sobre la producción de semillas, la germinabilidad y el crecimiento de la progenie. Las plantas autopolinizadas produjeron menos silicuas (7,1 g / planta) con menor peso (6,0 mg) y menor germinabilidad de semillas (8,2%) que las plantas cruzadas (44,1 g, 8,0 mg y 46% para cada carácter, respectivamente). Las progenies autopolinizadas generalmente mostraron un menor crecimiento en altura que las progenies cruzadas [72].

Producción de flores y semillas: El guata de tintorero requiere un período de vernalización fría para inducir la floración. Un estudio de invernadero en Utah encontró que tanto las plantas de pelusa de Dyer de 1 año que habían florecido previamente (rosetas de corona) como las rosetas de plántulas de 4 meses requerían exposición a temperaturas frías (39 ° F (4 ° C) o menos) durante un mínimo de de 23 a 47 días para inducir la floración [3,4]. Los 2 tipos de rosetas respondieron de manera diferente a los tratamientos de frío, que variaron de 0 a 93 días a 39 ° F (4 ° C), lo que sugiere que la tolerancia al frío depende no solo de la duración de la exposición al frío sino también de la edad de la planta. Ninguna roseta de plántulas murió durante ningún período de exposición al frío, mientras que el 50% de las rosetas de corona murió después de 93 días de exposición al frío y el 30% murió después de 47 días de exposición al frío. No hubo diferencia en la supervivencia de las rosetas de corona después de 23 días de exposición al frío y la de los controles [4]. La alteración continua, como la defoliación, retrasa la floración de la pelusa de Dyer [20] (ver Control físico o mecánico).

Las revisiones describen la producción de semillas "prolífica" o "abundante" en la fibra de Dyer [12,19,54]. Una revisión de McConnell y otros [54] sugiere que algunas plantas produjeron más de 10,000 semillas en 1 año, aunque no se da la fuente de esta información. Las plantas de pelusa de Dyer estudiadas en los pastizales de Utah produjeron entre 350 y 500 semillas cada una [20, 21].

La producción de semillas puede variar entre plantas establecidas en diferentes estaciones y en diferentes micrositios. Un estudio de campo en Utah encontró que las plantas de pelusa de Dyer que se establecieron en otoño tenían rosetas un poco más grandes, tallos florales más altos y producían más frutos (563 frutos / planta) que los que se establecieron en primavera (345 frutos / planta). La producción media de frutos de las plantas establecidas en primavera fue similar entre las plantas que crecían cerca de la artemisa (293 frutos / planta) y las que crecían en micrositios interespaciales (317 frutos / planta). Los pesos de las frutas fueron similares entre todos los grupos (3,9 mg / fruta) [20, 21]. En un estudio relacionado en la misma zona, la producción media de frutos fue de 383 frutos / planta [21].

Dispersion de semillas: Los frutos rojos de tintorero no liberan la semilla en la madurez, sino que caen intactos al suelo [19]. La mayoría de los frutos de la pelusa de Dyer se dispersan a unos pocos metros de las plantas madre. La dispersión a larga distancia puede ocurrir con la ayuda de humanos, ganado, vida silvestre y agua [20].

La mayoría de las frutas de pelusa de Dyer se desprenden poco después de alcanzar la madurez, aunque algunas permanecen en las plantas hasta el invierno. Las frutas están firmemente adheridas a las plantas y se necesita algo de fuerza abrasiva como el viento o la lluvia para separarlas. Un estudio de campo en Utah registró la dispersión diaria de frutos rojos de Dyer desde el 25 de junio de 1985 hasta el 27 de agosto de 1985. La mayoría de los frutos se desprendieron en los primeros 10 días del estudio, a partir de entonces, la tasa de dispersión disminuyó sustancialmente y se estabilizó después de 4,5 semanas. El noventa y cinco por ciento de todas las frutas atrapadas cayeron dentro de las 21 pulgadas (54 cm) de las plantas madre, y la distancia de dispersión media se correlacionó positivamente con la altura a la que se liberaron las semillas (r² = 0,85). La mayor distancia que recorrieron las frutas a través del viento fue de unos 8 pies (2,4 m). La relación entre la velocidad del viento y el número de frutos dispersos fue "pobre", sin embargo, la mayoría de los frutos se dispersaron en la dirección de los vientos dominantes. Los frutos de la pelusa de tintorero que permanecen en las plantas hasta el invierno pueden dispersarse distancias mucho mayores cuando se los sopla sobre la superficie de la nieve con costra [20, 21]. Las hormigas pueden transportar más frutas, como se observó durante estudios en los pastizales de Utah [20].

La propagación a larga distancia de las frutas y semillas del glasto de Dyer debe ser ayudada por vectores como los humanos, el ganado, la vida silvestre y el agua. Los seres humanos pueden dispersar frutas en su ropa, vehículos, herramientas o maquinaria [20,21,80]. Los bordes de las carreteras y los ferrocarriles son vías eficaces de dispersión de semillas [19]. La dispersión a larga distancia es probable cuando la semilla de pelusa de Dyer es un contaminante en la alfalfa u otra semilla de cultivo (revisión por [12]) o cuando las plantas de pelusa de Dyer maduras que contienen semillas se cortan y empacan con alfalfa en campos infestados, y este heno empacado se envía a donde se utiliza como alimento para el ganado [19,20,21]. El heno contaminado es una de las principales causas de la propagación del glasto de Dyer [36].

El ganado y la vida silvestre pueden llevar frutos en el barro en sus pezuñas o en su pelaje [36]. El pedicelo curvo de las frutas de pelusa de Dyer puede actuar como un gancho para ayudar en la dispersión por los animales. Los frutos de la pelusa del tintorero que quedan en las plantas después de la primera nevada pueden ser dispersados ​​por manadas de ciervos y alces en los meses de invierno, cuando el uso de los sitios de las estribaciones es mayor [20]. Farah [20] especula que una alta incidencia de infestaciones de pelusa de Dyer en las laderas orientadas al sur en los pastizales de Utah puede estar relacionada con el uso de ciervos y alces de estos sitios en invierno. Las aves y los roedores también pueden contribuir a la dispersión a gran distancia de la pelusa de Dyer [20].

La dispersión cuesta abajo y corriente abajo de los frutos de pelusa de Dyer puede ser ayudada por alas aplastadas por el agua que facilitan este modo de dispersión. Las poblaciones de pelusa de tintorero a lo largo de las orillas de los sistemas de drenaje en Utah pueden haberse establecido después de este tipo de dispersión [20, 21].

Banco de semillas: Faltaba información sobre los bancos de semillas en el glasto de Dyer, y no se había determinado durante cuánto tiempo las semillas son viables en el suelo, a partir de 2009. Los relatos anecdóticos de Europa sugieren que el glasto de Dyer a veces aparece después de que se cultivan los pastizales, los autores sostienen que estos son sitios de antiguos cultivos de glas en los que las semillas han permanecido inactivas en el suelo, presumiblemente durante muchos años (King 1966 citado por [87]).

Si bien las semillas de pelusa de Dyer pueden no tener letargo, están contenidas en frutos que tienen inhibidores de germinación solubles en agua, de modo que pocas semillas germinan inmediatamente en el campo, presumiblemente hasta que los inhibidores se lixivian del fruto [87]. Los inhibidores de la fruta pueden permitir que la semilla de pelusa de Dyer persista en el banco de semillas del suelo [19]. Debido a que los inhibidores se eliminan por lixiviación, no parece probable que contribuyan a la persistencia a largo plazo de la semilla en el suelo, porque serían lixiviados por precipitación, lo que permitiría la germinación en condiciones favorables [87].

La evidencia de los estudios de campo indica que algunas semillas de pelusa de Dyer permanecen viables en el suelo durante al menos 10 a 12 meses. El 8 de julio de 1982 se recolectaron frutos rojos de Dyer (1200 en total) en un sitio de estudio de Utah y se enterraron bajo aproximadamente 0,4 pulgadas (1 cm) de suelo. Cada mes, se sacaron 120 frutos del campo y se sacaron semillas de los frutos y se analizaron para determinar su germinación y viabilidad. Las pruebas de germinación se llevaron a cabo a 77 ° F (25 ° C) con 12 horas de luz y oscuridad alternadas, y las semillas germinadas y viables se contaron después de 14 días. Las tasas de germinación de la semilla de pelusa de Dyer almacenada en el campo oscilaron entre el 99% en septiembre de 1982 (después de 1 mes de entierro) y el 44% en mayo de 1983 (después de 9 meses de entierro). La viabilidad de la semilla se mantuvo alta, fluctuando entre 73% y 100%, y no disminuyó con el tiempo. Se desconoce si la semilla de pelusa de Dyer puede germinar después de haber estado almacenada en el suelo por más de 10 meses. En un estudio relacionado en el mismo sitio, Germinación: Las semillas de pelusa de tintorero separadas de las frutas no exhiben latencia y germinan fácilmente en una variedad de condiciones, aunque no germinan fácilmente cuando permanecen intactas dentro de la fruta. Las semillas de pelusa de tintorero no se desprenden de los frutos en condiciones de campo, por lo que el fruto intacto impone latencia [87]. La mayoría de las semillas de pelusa de Dyer recolectadas en agosto de 1969 y separadas de las frutas germinaron después de la incubación durante 168 horas a temperaturas de 37 a 77 ° F (3-25 ° C). Por el contrario, cuando se incubaron frutos intactos, la germinación fue baja y errática. Las plántulas se alargaron mucho más lentamente a partir de frutos que de semillas [87].

La germinación reducida y el alargamiento de las plántulas de frutos intactos probablemente se debieron a la química más que a una obstrucción física. En un estudio de laboratorio, no solo se redujo la germinación y la emergencia de plántulas a partir de frutos de guata de Dyer intactos, sino que la presencia de frutos intactos o lixiviados de frutas también redujo la germinación y la emergencia de plántulas tanto en semillas de guata de Dyer trilladas como en semillas de varias otras especies Estado para más detalles). Lavar las frutas de pelusa de Dyer en agua del grifo durante 48 horas aumentó la germinación y lavar las frutas durante 96 horas casi eliminó la inhibición de la germinación. En el campo, algunas plántulas de pelusa de Dyer se establecieron a partir de frutos que pasaron el invierno [87].

Los inhibidores de la germinación presentes en las semillas recién sembradas probablemente se lixivien durante el invierno, lo que permite una mayor germinación de las semillas hibernadas. En un estudio de campo en Utah, la germinación de las semillas de pelusa de Dyer sembradas en octubre de 1984 fue 10 veces mayor en la primavera de 1985 que en el otoño de 1984. El autor especula que las semillas que germinaron poco después de ser sembradas pueden haber estado en frutos dañados [20].

Es probable que la sombra inhiba la germinación de la semilla de pelusa de Dyer. Altos porcentajes (> 85%) de semillas de pelusa de Dyer germinaron bajo luz roja, amarilla y blanca en 4 días. Porcentajes significativamente menores germinaron bajo luz roja y azul lejana (15% y 37%, respectivamente) (PAG Establecimiento de plántulas y crecimiento de plantas: Seedling establishment, survivorship, growth, and eventual reproductive output (see Seed production) may vary among Dyer's woad seedlings established in the fall versus those established in spring, and among microsites. Dyer's woad population demographics were studied over a 2-year period on a Utah rangeland where 100,000 Dyer's woad fruits were collected during the summer of 1984 and sown on 8 September 1984 in a "well-vegetated" area lacking Dyer's woad. During the study period precipitation was 18% above the estimated long-term average, and mean monthly temperatures were slightly below the long-term average [20,21]. The following information comes primarily from this single study and is therefore limited in scope Dyer's woad may display different population dynamics on other sites. See Seasonal development for more precise phenological information from Dyer's woad populations in the same area.

Seedling establishment: For freshly shed seeds, establishment rates were lower 1 month after sowing in the fall (0.3%) than during the following spring (2.7%) [20,21], which is consistent with findings of Young and Evans [87] that Dyer's woad fruits contain water-soluble germination-inhibiting substances that would have leached over winter. Germination in fall 1985 was twice that in fall 1984 these differences were not associated with differences in either precipitation or mean monthly temperatures. Germination from the original seed input ceased after fall 1985 [20,21] (see Seed banking).

Microsites near sagebrush plants seem to provide a more favorable microenvironment for Dyer's woad seedling establishment than interspace microsites. Seedling densities were 170 and 26 Dyer's woad plants/m² on sagebrush and interspace microsites, respectively [20,21].

Survival: Survivorship patterns were similar in fall- and spring-established Dyer's woad populations, with peak mortality in summer. Cohorts of Dyer's woad that established in October 1984 (n=285) experienced little mortality during the following winter, slight mortality in early spring 1985, and peak mortality during the summer. Thirty-six of these plants survived the summer drought, overwintered again, flowered, and set seed in spring of 1986. None of the Dyer's woad seedlings that established during the spring of 1985 (n=2,664) flowered in the same year. Of the spring-established cohort, 371 individuals survived the summer drought and overwintered. Eighty-seven percent of these plants flowered and produced seeds in spring of 1986, and the other 13% remained vegetative. Peak mortality in both Dyer's woad populations occurred during a period with high temperatures and negligible precipitation, suggesting that the main source of mortality was water stress there was no evidence of predation or pathogens. The authors note that the developing roots of young rosettes of Dyer's woad are unlikely to access soil moisture from deep soil layers, where moisture occurs during hot and dry conditions above ground but they caution that a causal relationship between seedling mortality and soil moisture deficit was not established because soil water content was not measured [20,21].

A life table analysis for Dyer's woad showed constriction of population growth at 2 transitions: seed to seedling (establishment) and young rosettes to mature rosettes. The establishment rate was 3% and only 23% of young rosettes survived to mature rosettes. Once plants became mature rosettes, the probability of surviving to reproduce was 81%. All flowering individuals set seed, with an average fruit production of 496 fruits/plant [20,21].

Neither microsite characteristics nor seedling density appeared to impact mortality rates in Dyer's woad populations. Mortality of Dyer's woad plants growing near sagebrush and those in the interspaces were similar (73% and 74% respectively), despite a 7-fold difference in seedling density [20,21].

Growth and reproductive output: Fall germination of Dyer's woad favors both vegetative growth and reproductive output (see Seed production) however, spring germination was more important than fall germination in terms of overall population growth: Higher germination rates in spring resulted in more individual plants and higher total fruit production from spring-germinated cohorts than fall-germinated cohorts. Fall-germinated individuals had nominally greater rosette sizes than spring-germinated individuals during most of the study period, and differences were most pronounced at the start of the spring 1986 growing season. Stem growth was initiated in both cohorts during the last week of March 1986, and rapid stem growth occurred up to 18 May 1986. By 20 April, the fall cohort was taller. The fall cohort had significantly greater fruit production/plant (P Vegetative regeneration: Several sources indicate that Dyer's woad plants may sprout when the top growth is removed at ground level [19,20,21,36,67]. Sprouting seems to originate from buds on Dyer's woad root crowns ([4], review by [12], personal communication [15]). Numerous vague references to vegetative or asexual regeneration in Dyer's woad were found in the literature: "Clonal growth has been observed but is not common" [37] "Asexual reproduction may occur from this underground root system" [80] ". the weed can spread from underground portions of the root system. " [6] "It has a large fleshy taproot from which it may reproduce asexually" [19] and "Damaged plants often resprout from buds located on the root crown and, less frequently, from the roots" [67]. However, vegetative regeneration in Dyer's woad seems to be restricted to sprouting from the root crown following aboveground damage.

Dyer's woad is likely to survive and sprout following aboveground damage and defoliation [19,20,21,36,67], depending on timing, frequency, and severity of damage. A review by Evans [19] states that while undisturbed Dyer's woad plants typically behave as biennials or winter annuals, perennial behavior can be elicited by mowing, hand-pulling, or breaking the bolting stalk above ground. This is supported by evidence from a field study where plants were clipped at varying intensities, frequencies, and dates: Significant mortality and reduction in reproductive performance occurred when at least 60% of the aboveground phytomass had been removed on or after 23 May (P SITE CHARACTERISTICS:
In the western United States, Dyer's woad most commonly establishes and persists on rangelands and disturbed sites such as roadsides, rights-of-way, fence rows, uncultivated croplands (e.g., alfalfa and small grain fields, orchards), pastures, old fields, and "waste places" ([17,28,31,32,36,82], reviews by [19,54]). Characteristics of sites supporting Dyer's woad in eastern North America were not described in available literature (2009). A Virginia flora describes Dyer's woad as infrequent and occurring on disturbed sites [85].

Climate: Dyer's woad is native to parts of Russia, where the climate may be similar to that of the Intermountain West (review by [2]). Few studies of Dyer's woad report climate data. On study sites where Dyer's woad occurred on coarse, well-drained soils at 2 foothill locations on the western slope of the Wellsville Mountains in northern Utah, mean annual precipitation is 16 inches (400 mm), and mean annual air temperature is °F (9 °C) [21,84]. A review by Parker [59] suggests that Dyer's woad has a moisture requirement of 14 to 18 inches (356-457 mm) per year. Specimens of Dyer's woad were collected at 40 xeric to mesic sites in Idaho [12].

Elevation : Elevations ranges for Dyer's woad were given for the following areas:

Although many sources suggest that Dyer's woad is well suited to coarse, rocky soils with low water-holding capacity (reviews by [2,19,59,80]), Dyer's woad grew larger and had greater nitrate aquisition on a relatively moist site with fine soil textures than on a drier, coarse textured soil in a Utah field study (see table below) [48]. Differences in these variables were not related to proximity, life form, or diversity of neighboring plants (see Successional Status).

Establishment in early succession: In a small-plot (1.5 × 1.5 m) experiment Dyer's woad seedling establishment was consistently higher in disturbed than undisturbed plots regardless of growth form composition of plots. Plots were composed of 24 plants of either crested wheatgrass (Agropyron cristatum × A. desertorum), western yarrow (Achillea millefolium) or Wyoming big sagebrush (Artemisia tridentata var. wyomingensis), and were either left intact or disturbed by removing 4 plants from the center and lightly scarifying with a rake. Four hundred Dyer's woad seeds were sown in each plot. Dyer's woad seedling density was 52% to 66% higher in disturbed plots than intact plots (P Persistence: Dyer's woad can establish and persist on many types of anthropogenically disturbed sites (see Site Characteristics), and commonly occurs on semi-arid rangelands with a long history of livestock grazing (e.g., [84]). A review by DiTomaso [16] lists Dyer's woad among nonnative plants that tend to be avoided by livestock, which can favor a rapid shift in dominant species in grazed rangeland plant communities where these unpalatable plants occur. Another review by Parker [59] classified Dyer's woad as an "invader" in terms of its response to grazing. Field studies in northern Utah [20,84] indicate that Dyer's woad is readily grazed by domestic sheep prior to flowering however, little damage is done to the plants (see Biological control).

Competition experiments on old fields in Utah suggest traits in Dyer's woad that facilitate its persistence in disturbed, semiarid shrub-steppe ecosystems. In a greenhouse experiment, Dyer's woad exhibited low plasticity in response to nitrogen availability, suggesting a low nitrogen requirement, low nitrogen productivity, or both. The authors note that these qualities are associated with the ability of a species to survive and persist under stressed, nutrient-poor conditions [56]. In a similar experiment, nitrate acquisition of Dyer's woad was less than that of crested wheatgrass, greater than that of big sagebrush (P Establishment and persistence in late succession: Evidence of Dyer's woad's ability to invade established vegetation comes from field studies in Utah [20,21] and California [87]. In a "well-vegetated" area on a Utah rangeland that had not been grazed by livestock for several decades, Dyer's woad established from seed sown by researchers [20,21]. In a study in northern California [87], Dyer's woad established in annual grass communities considered "ecologically closed" [66]. These annual grasslands, dominated by medusahead or cheatgrass, were thought to represent a culmination of plant succession, and invasion and dominance by Dyer's woad prompted an investigation into the mechanism allowing its establishment (see Allelopathy).

Results from small-plot experiments in Utah suggest that sites supporting a diversity of species or life forms may be more resistant to Dyer's woad establishment than those dominated by single species or life form. Species used were a combination of native sagebrush-steppe species and nonnative species widely used for revegetation within sagebrush-steppe communities. Dyer's woad seedling establishment was consistently higher in single-species (western yarrow) forb plots than in 4-species forb plots, mixed life form plots (consisting of grasses, forbs and shrubs), or single-species shrub (Wyoming big sagebrush) plots. Dyer's woad establishment was consistently higher in 4-species shrub plots than 4-species forb plots. Dyer's woad establishment in single-species grass plots (crested wheatgrass) and 4-species grass plots was inconsistent between years [48].

Shade tolerance: While Dyer's woad tends to occur on open, sunny sites (see Habitat Types and Plant Communities and Site Characteristics), it exhibits some degree of shade tolerance. Callihan and others [12] note Dyer's woad occurrence in many types of plant communities in Idaho, including those dominated by trees and large shrubs. In the greenhouse, Dyer's woad responded to increased shade through morphological modifications (increased leaf area, specific leaf area, and shoot:root ratio) to improve its light-harvesting ability. These responses may favor the ability to establish and persist on harsh, nutrient-poor sites as well as shaded, undisturbed sites. Dyer's woad also demonstrated morphological plasticity in response to variable water conditions, especially under shaded conditions. The authors suggest that high plasticity in heterogeneous environments may allow Dyer's woad to establish and spread into new sites without the lag time required for local adaptation [56]. However, germination of Dyer's woad seeds may be inhibited by shade [75].

Allelopathy: Laboratory studies suggest that Dyer's woad fruits probably contain allelopathic substances [87], although the allelopathic chemicals have not been identified. In the laboratory, the presence of Dyer's woad fruits inhibited germination of Dyer's woad, tumble mustard (Sisymbrium altissimum), and alfalfa seeds reduced root length in seedlings of Dyer's woad, tumble mustard, medusahead, cheatgrass, and alfalfa and reduced shoot length in seedlings of Dyer's woad and tumble mustard. Germination and root length were also reduced for several species incubated on substrates treated with Dyer's woad fruit leachate, as shown in the table below. Medusahead responded similarly, although data were not provided [87].

Because Dyer's woad produces a large number of fruits, and these fruits seem to suppress germination of associated species, successional trajectories may be altered in communities dominated by Dyer's woad, with Dyer's woad maintaining dominance by reducing establishment of other species. As a biennial or short-lived perennial, Dyer's woad does not have to establish seedlings every year to maintain dominance in annual communities. The researchers noted, however, that some annual grasses established in Dyer's woad stands in the field [87].


My idea of a good day

My idea of a really good day is getting things done. Winter solstice has passed and we are finally getting more daytime light. This weekend I managed my usual weekend laundry, garden weeding and did a small woad vat.


[left to right: yellow #2 exhaust bath, cactus fruit, woad, woad over-dyed with fennel.]

I’ve been working on onion baths, first one for the darker color – tangerine-orange – and exhaust the remaining dye for lighter yellow. [The pinkish-orange was my previously mentioned cactus fruit attempt.


[upper left clockwise: onion with a 15 min copper after-bath, onion #1 bath, cactus fruit, onion #2 exhaust bath.]

I’ve tried 1:1 (fiber:dye stuff) but have found that 1:.5) works well too even if I have to let it sit longer. First bath simmers for an hour, sits over night and then the 2nd exhaust bath is another hour of simmering and again cooling over night.

More Adventures with Woad and Weld or where have all the Dicots gone

gone to Eudicots every one…

Since I spend a lot of my so-called spare time working with or around plants – dye plants especially – I decided it was time to understand how they work. This fall I signed up for “Botany for Gardeners” at my local university extension program. (Brian Capon’s Botany for Gardeners – a very good read.)

Possible conversation starter: apparently with all the DNA sequencing there has been a shakeup up in botanical classification. The dicots (two-leaf seedling thing vs the one-leaf monocot thing) some of us grew up with (and had a couple of semesters ago) are now eudicots (new two-leaf seedling thing). Who knew.

My standard dye plants are often categorized as “weeds” so I end up babying along other people’s unwanted garden invaders, Wood Sorrel/Oxalis, Fennel, etc. Recently I’ve been nursing along (what better be) the next batch Woad and Weld.

End of summer, Woad vat, cotton, corn and beans

I don’t know how official this is but most people I know consider “Labor Day” – which in the US falls on the first monday of September – as the end of summer. I ended my summer with a Woad vat. The wool is my SCHG challenge recycling/upcycling project.

Starting from the left: Woad overdye Hibiscus (yellow) Woad overdye onion peel (orange-yellow) Woad multi-dipped Woad one dip.

I had hoped to grow my own Woad but as it turned out I was growing Weld. (Oh don’t ask, so much for my plant identification skills…)

This Woad was purchased in powder from from Woad Inc in the UK. The All About Woad site has really excellent directions and also sells Woad dye and kits.

Besides the dye plants (my project) there is the family vegetable garden. Most years we get a supply of dried tomatoes and soup beans. This year we tried growing corn. Besides what was eaten fresh and given away we have dried corn (soup, cornbread, etc.).


[dried -> ground -> corn bread]

And the first boll on my cotton shrub just started opening.

Eat corn bread, contemplate the Woad vat, not a bad ending for the summer.

Summer and Fennel

In some areas Fennel is considered a noxious and/or invasive weed. But for me, Fennel has always been a nice, well-behaved multi-use plant. It even smells good in the dye pot. (And I can identify it correctly : see post about the Woad that turned out to be Weld.)

Fennel has also become one of of my seasonal markers. Wood Sorrel runs through half of the year and as it dies off the Fennel starts up. And visa versa. So I am always stocked with yellow dye.

Quick note: Fennel by my experience works only well with protein fiber (i.e. wool), I’ve never successfully dyed plant fiber such as cotton. Wood Sorrel on the other hand dyes anything I’ve tried. The only exception has been corn fiber.

The Woad that is actually (Dyers) Weld

This is embarrassing. It’s what happens when you grow a plant that you have never actually observed from seed to dye pot. El Woad I thought I was growing is really Dyer’s Weld. Yellow not blue. More yellow. A really good, clear Lemon yellow but still more yellow.

Before it began to bloom it could have been either.

However, as it blossomed it became obvious that the plant I had was not what I thought it was. Checked every image I could find including the Druid Plant Oracle and I definitely was not growing Woad.

So I’ve got Weld, Dyer’s Weld. Nice looking plant. The bees seem to like it. Works on wool (protine fibers – so not cotton).

WLA Woad

Southern California is experiencing the usual drought conditions and never having liked or wanted a lawn I’ve been slowly extending the kitchen herb garden out from the front of the porch and over what would be lawn. This eliminates lawn and leaves more room for Lavendar and Basil to run rampant. For watering I’ve been dumping my dish water and any reasonable gray water so the lavendar, sage, basil, woad and sundry odd herbs are thriving inspite of the dry spells.

Obviously one Woad plant won’t dye too much but I plan to save some seeds for next season. It’s also been interesting seeing how it grows. Nice looking plant.

I have however purchased some powderd Woad from http://www.woad.org.uk/. Seems like a good informative site.

Another site I’ve been reading through is the Woad Page.

In the meantime my Woad plant seems to be thriving on a combination of drought, Santa Ana winds, dish water and Trader Joe’s Next to Godliness non-phosphate dish soap.

Woad and more Fennel (or return of the Fennel)

The surviving Woad plant from last year. It really started growing this spring and looks about ready to bloom.

If you haven’t hear the Woad Song here is at least one version: http://www.youtube.com/watch?v=KK5-F9mLp4Y

The Oxalis has died off for the season and the Fennel is blooming. (Sorry there isn’t a Fennel song..)

Woad: woad and ‘volunteer’ basil

The woad continues growing out and now up. In one of the pots some volunteer basil appeard, which means Pesto sauce as well as blue dye.

I wasn’t sure how the particular plant would manage in a hot, dry (Southern California) climate. It seemed to start out slow last fall and really took off around the beginning of summer.

Should anyone else be interested, here are a couple of Woad sites:
Woad Inc
Rowan’s Woad Page
Yahoo Group: woadgrowers

Woad and fennel

Around the time that the Oxalis was dying off the Fennel seemed to take off. It looks like I won’t be scavenging the Smart-&-Final parking lot or sides of freeways for Fennel this year. The backyard stand – now too large to be called a shrub – is producing enough to keep me in dye and local insects in food.

Also here, my first attempt at growing Woad. There are 2 plants, still in pots. One seems to have some Sweet Basil growing along side – probably from some other planting. They are about 6” across right now. I’m not sure how fast these grow but it is unlikely there will be blue dye until next season.


Ver el vídeo: Delicious Emilys Miracle of Life. Level 60 u0026 Ending The Miracle of Life Full Walkthrough